11 alimentos prohibidos para la gota

Qué es la gota

Se considera un tipo de artritis que es causada por la acumulación de ácido úrico en la sangre, lo cual ocasiona inflamación de las articulaciones. La gota se presenta como consecuencia de una alta producción de ácido úrico o porque el organismo no es capaz de desecharlo adecuadamente.

Cuando esto ocurre, el ácido úrico se acumula en el líquido que rodea a las articulaciones y se forman cristales. Estos hacen que la articulación se inflame y trae como consecuencia un dolor agudo y aumento de la temperatura corporal en la zona.

La gota puede ser de crónica o aguda, siendo la primera una afección recurrente que causa inflación y dolor en una o varias articulaciones. Por su parte, la gota aguda genera un dolor muy intenso y afecta solo a una articulación.

Los ataques de gota se suelen presentar de forma repentina y llegar a generar un dolor insoportable en la articulación. Es más común en los hombres adultos y puede ser hereditaria, siendo factores de riesgo el ser obeso o con sobrepeso, tener altos niveles de ácido úrico y el ingerir determinados medicamentos.

Características de una dieta para la gota

Como ya has visto, la gota es causada por un exceso de ácido úrico en el organismo, por lo que la dieta debe llevar a reducirlo o no aumentarlo. Además, uno de los principales factores de riesgo es el sobrepeso u obesidad, por lo que es recomendable tener una alimentación balanceada.

En primer lugar, debes reducir o eliminar el consumo de alimentos ricos en purina que es la sustancia a partir de la cual se forma el ácido úrico. Por tanto, debes evitar el consumo de alimentos como hígado, mollejas o riñones, que tienen un alto nivel de purinas. 

Hay algunos vegetales ricos en purinas como los espárragos y las espinacas, que debes consumir con moderación. En cuanto a los mariscos y pescados, aunque tienen abundante purina, se deben consumir en bajas cantidades por sus otros beneficios para la salud.

Reduce al mínimo el consumo de alcohol, principalmente los destilados y cervezas que parecen aumentar el riesgo de gota. Tampoco consumas bebidas o alimentos muy azucarados y limita los zumos de frutas muy dulces.

LEER TAMBIÉN  9 alimentos prohibidos en la lactancia

Consume alimentos ricos en vitamina C, además de algún suplemento que la contenga porque esta vitamina reduce la producción de ácido úrico. Además, aumenta el consumo de cerezas y toma café con cafeína de forma moderada porque aparentemente ayuda a reducir el riesgo de gota.

Alcohol

Aunque el alcohol no es beneficioso para la salud de cualquier persona, el consumo de cerveza y alcohol de elevada graduación se asocia con un mayor riesgo de gota y de ataques recurrentes. Sin embargo, el consumo moderado de vino no parece aumentar el riesgo de ataques de gota. 

La recomendación es moderar el consumo de bebidas alcohólicas durante los ataques de gota y limitar el consumo, especialmente de cerveza, entre ataques.

Refrescos azucarados

Además del alcohol, las personas que sufren de gota es importante que analicen el tipo de bebidas ingeridas. En general, no se recomiendan las bebidas azucaradas, ya que el azúcar podría ralentizar la expulsión del ácido úrico del organismo y, por tanto, generar un episodio de gota.

Se deben evitar los refrescos gaseosos y los zumos que no se hayan exprimido en casa, ya que los que se comercializan generalmente tienen altos niveles de azúcar. Es de suma importancia leer las etiquetas de los productos antes de consumirlos.

Dulces, bollería y ultraprocesados

Como con los refrescos azucarados, los productos con altos niveles de azúcar competirán para ser expulsados junto con el ácido úrico, por lo que se recomienda que se eliminen de la dieta. 

Además de los dulces, también se deben eliminar los productos ultraprocesados, pues también suelen llevar azúcares añadidos en su composición para mejorar el sabor. No solo para las personas con gota, sino también para las personas con colesterol, pues contienen muchas grasas saturadas y trans. 

Carnes rojas

La carne y, en especial, las vísceras, es uno de los alimentos cuyo consumo está asociado a las purinas y al exceso de ácido úrico. 

Las purinas son una sustancia natural que se encuentra en algunos alimentos. No todas las purinas son malas, pero las altas cantidades son perjudiciales. Esto se debe a que, cuando el cuerpo las digiere, produce ácido úrico. 

Además de la carne roja, la ingesta de hígado, riñones o corazón debe evitarse, aunque sea de carne blanca.

LEER TAMBIÉN  10 alimentos prohibidos después de una operación de vesícula

Fiambres y embutidos

Así como la carne roja y la casquería, los embutidos también son perjudiciales para las personas con gota. Tienen muchas grasas saturadas, sal, colesterol y un valor nutricional bajo. Los embutidos más perjudiciales son las salchichas, el chorizo y la mortadela

Por ello se recomienda evitar o reducir su consumo y optar, como alternativa, por fiambres más magros, como la pechuga de pavo o el jamón cocido.

Pescado azul

Los pescados azules o grasos contienen también muchas purinas. La sardina, el atún o el salmón son los que más tienen, por lo que se debe moderar el consumo, sin eliminarlos de la dieta.

No obstante, la reducción en las cantidades de estos alimentos, se debe compensar con la ingesta de otros con grasas saludables, como el aguacate, las nueces o el aceite de oliva virgen extra.

Marisco

Algunos tipos de mariscos (como los crustáceos) tienen un mayor contenido de purinas que otros tipos.  A ser posible, el marisco debe eliminarse totalmente de la dieta para controlar los niveles de ácido úrico.

Dentro del marisco, los alimentos con mayor contenido en purinas y, por tanto, que deben dejar de consumirse son las gambas, los langostinos y los camarones.

Mantequilla y nata

La grasa de la mantequilla y la nata tiene un contenido muy alto en purinas, de ahí que su consumo habitual sea negativo, no solo para las personas con gota, sino también para las que tienen colesterol elevado o enfermedades cardiovasculares.

El aceite de oliva virgen es una opción mucho más saludable, pues ayuda a mantener elevados los niveles de colesterol bueno (HDL) y bajos los perjudiciales (LDL).

Algunas verduras

Aunque los alimentos más perjudiciales son aquellos de origen animal, existen ciertas verduras que también contienen purinas y que deben consumirse con moderación. Al ser alimentos beneficiosos para la salud, no es necesario que sean eliminados, pero sí conviene no abusar de los mismos.

Las espinacas, la coliflor, los espárragos, las acelgas, los puerros, los rábanos, las setas o los champiñones tienen unos niveles elevados de purinas. Sin embargo, la alcachofa es muy beneficiosa para reducir el ácido úrico y, por tanto, se recomienda su consumo para las personas con gota.

Caldos concentrados

Los caldos o sopas concentrados, a pesar de ser muy prácticos para elaborar recetas, tienen un alto porcentaje de purinas y, por ese motivo, son desaconsejables para las personas con esta afección. 

LEER TAMBIÉN  ¿Cómo sembrar lechugas en un huerto urbano?

Las sopas o caldos elaboradas de forma tradicional son más saludables, pues tampoco contienen conservantes y son mucho más naturales.

Salsas procesadas

El kétchup y la mayonesa suelen usarse por muchas personas para aderezar las comidas. Sin embargo, las salsas procesadas artificialmente contienen endulzantes químicos, azúcar, miel y otro tipo de ingredientes perjudiciales  para la expulsión del ácido úrico.

La recomendación general es verificar las etiquetas de las mismas o hacer aderezos en casa para reducir el contenido de azúcar en la salsa.