12 alimentos prohibidos para el ácido úrico

Qué es el ácido úrico

Este es un compuesto de desecho que se produce en la sangre y de ahí viaja a los riñones, para ser expulsado a través de la orina. El ácido úrico se produce durante el proceso de descomposición de las purinas, sustancias que forman parte de la estructura del ADN de nuestras células.

Las purinas se producen de forma natural en el cuerpo y se encuentran en diversos alimentos como las vísceras, legumbres y otras verduras. Cuando se producen una gran cantidad de ácido úrico o este no se desecha correctamente, se puede acumular en el cuerpo y producir distintas afecciones.

Los altos niveles de ácido úrico en la sangre se conocen como hiperuricemia y pueden llevar a la formación de cálculos renales o aparición de la gota. Cuando se afectan los riñones por los cálculos, se pueden dar infecciones renales y hasta derivar en insuficiencia renal.

Se considera que el ácido úrico está en niveles normales, cuando presenta valores entre 2,4 a 6mg/dL en mujeres y 3,4 a 7 mg/dL en los hombres. Por encima de estos valores, se considera que hay hiperuricemia y el médico puede sugerir un tratamiento y cambio de dieta.

Características de una dieta para el ácido úrico

La presencia de altos niveles de ácido úrico en la sangre, se relaciona en gran medida con el tipo de dieta que se lleva. En este caso, es muy importante reducir los alimentos que son ricos en purinas y  que por tanto, incrementan la presencia de esta sustancia en el organismo.

Una forma de reducir la cantidad de purinas en tus alimentos es cocinarlas, porque las mismas son solubles en agua. También es importante garantizar una buena hidratación, consumiendo al menos dos litros de agua al día.

Hay algunos alimentos particularmente ricos en purinas como las vísceras y carnes rojas, que debes reducir o eliminar de tu dieta. Los pescados se pueden consumir aunque también contienen purinas y complementa las proteínas con lácteos desnatados y huevos.

Es importante consumir frutas y verduras ricas en vitamina C, porque tiene la capacidad de reducir los niveles de ácido úrico. Reducir el consumo de sal así como de frutas con alto contenido de fructosa, la cual también promueve la acumulación del ácido úrico.

En cuanto al alcohol, conviene evitar la cerveza y los licores destilados y consumir vino de forma moderada. No ingieras alimentos muy azucarados o bollería industrial porque aumentan el riesgo de obesidad y los niveles de ácido úrico.

LEER TAMBIÉN  Mitos y realidades sobre el sake japonés

En este artículo encontrarás los 12 alimentos que debes evitar para reducir y controlar tu ácido úrico.

Marisco

El marisco es el principal alimento a evitar si quiere reducirse el ácido úrico, pues es la fuente más destacable de estas purinas. A ser posible, el marisco debe eliminarse por completo de la dieta si estás tratando de controlar los niveles de ácido úrico, pues es el principal causante de este exceso y seguir consumiéndolo con normalidad, aunque se tomen otras medidas, no tendrá apenas efecto en la reducción del ácido úrico.

Dentro del marisco, los alimentos que más hemos de evitar, pues su contenido en purinas es más elevado, son las gambas, los langostinos y los camarones, pero no basta con eliminar esos productos de la dieta, sino todo el marisco posible.

Sardinas

El pescado azul también es una fuente muy potente de este tipo de purinas y ha de evitarse. Por este motivo, las sardinas, así como el atún o el salmón, han de eliminarse de la dieta, al menos durante un tiempo. La dieta para reducir el ácido úrico no tiene por qué ser permanente, a no ser que se tenga algún problema crónico, pero si lo que tratas de hacer es reducir los niveles para recuperar el 100% de tu salud, estas prevenciones pueden ser temporales, si bien habrás de aprehender el hábito de no consumir estos alimentos en exceso.

Siendo que el pescado azul es muy sano, eliminarlo de la dieta podría dejarnos algunas carencias, por lo que nuestra recomendación es que lo sustituyas con otros alimentos ricos en grasas como la del pescado, como los frutos secos o el aguacate.

Mantequilla

En general, es muy importante eliminar todos los productos grasos de nuestra alimentación, al menos el tipo de alimentos grasos perjudiciales como es la mantequilla o la nata. Este tipo de grasa tiene un contenido muy alto en purinas, de ahí que su consumo habitual sea negativo, no solo para el ácido úrico sino también para otros aspectos de nuestro organismo como puede ser el colesterol o las enfermedades cardiovasculares. La mantequilla, la nata y otros lácteos enteros deben evitarse en toda dieta.

Carne de cerdo

La carne de cerdo, junto con la carne de cordero, son las dos carnes rojas más perjudiciales para el ácido úrico. En general, la carne roja es uno de los enemigos acérrimos de la salud, pues puede afectar a diferentes aspectos de ésta. El ácido úrico se ve especialmente perjudicado, sobre todo ante el consumo de vísceras como los riñones o el hígado, que están tan presentes en la dieta mediterránea. La carne de cerdo en particular incrementa el ácido úrico y hay que evitarla, pero las vísceras pueden provenir de cualquier animal para ser perjudiciales.

LEER TAMBIÉN  12 alimentos prohibidos para el intestino permeable

Embutidos

En la misma línea que la carne de cerdo o las vísceras, los embutidos también suponen un peligro para aquellos que tengan el ácido úrico alto. Tienen un elevado contenido en grasas saturadas, contenido que es preciso evitar en cualquier contexto y no únicamente al tomar medidas para controlar el ácido úrico, pues tiene un valor nutricional muy bajo. Los embutidos que más dañan tu salud si estás tratando de reducir el ácido úrico son las salchichas, el chorizo o las butifarras, entre otros de la misma índole, y son elementos muy fáciles de sustituir si estás habituado a su consumo, pues hay opciones mucho más saludables, como el jamón de pavo.

Caldos concentrados

Los caldos concentrados son una forma muy cómoda de preparar sopas u otros platos, pero su contenido en purinas es elevado, y su consumo no hará más que aumentar, y, por lo tanto, empeorar el nivel de ácido úrico. Es preferible preparar sopas o caldos de forma tradicional y no recurrir a preparados, pues para su conservación incluyen productos que resultan perjudiciales para la salud en determinados contextos, entre ellos, precisamente, el ácido úrico alto.

Refrescos con azúcar

Los productos con azúcar son siempre un mal aliado de las medidas para reducir el ácido úrico, ya que el azúcar tiene prioridad a la hora de ser expulsado del organismo e ingerirlo en exceso dificultará que eliminemos el ácido úrico excesivo. Casi todas las bebidas que se promocionan, si no todas, contienen niveles de azúcar muy elevados, y no nos referimos únicamente a algunas bebidas gaseosas como la Coca Cola, sino también a zumos de frutas comerciales.

Alcohol

En general, evitar las bebidas alcohólicas es algo que se recomienda independientemente del estado de salud del consumidor, pero si se tiene el ácido úrico alto hay motivos de sobra para evitarlas. Estas bebidas contienen muchas purinas, por lo que perjudica indefectiblemente al organismo, produciendo un exceso de ácido úrico. En esta misma línea, una bebida alcohólica que puede resultar menos perjudicial es el vino tinto, pues tiene un contenido de purinas más bajo y no es necesario eliminarlo de la dieta, sino solo reducirlo para un consumo moderado.

Dulces

Como hemos comentado más arriba, todos los productos que contengan azúcar competirán para su expulsión con el ácido úrico, por lo que es preciso evitarlos todos. Además, los dulces en general, y cualquier tipo de ellos, son perjudiciales para la salud en general y no únicamente para la expulsión de ácido úrico, por lo que es recomendable eliminarlos de la dieta en la medida de lo posible, si no reducirlos a su mínima expresión.

LEER TAMBIÉN  9 alimentos prohibidos para fisuras anales

Espinacas

Aunque en general los productos que más hay que eliminar son aquellos de origen animal, hay también algunas verduras con un alto contenido en purinas que es preciso reducir durante el proceso de reducción de ácido úrico. Al ser alimentos tan positivos para otros aspectos de la salud, hemos de consumirlos con moderación o restringirlos durante cierto período de tiempo. Las espinacas son una fuente de purinas, pero no es la única verdura u hortaliza con un nivel más elevado de purinas, sino también la coliflor, los espárragos, las acelgas o los champiñones.

En esta línea, una verdura muy beneficiosa para reducir el ácido úrico es la alcachofa.

Legumbres

Aunque el contenido de purinas en las legumbres es considerablemente menor que en otros alimentos como las carnes rojas, las vísceras o el marisco, son elementos que también cuentan con ellas, por lo que es importante consumirlas con moderación, que no eliminarlas por completo debido a que tienen un efecto muy positivo sobre el organismo a otros niveles.

Salsas procesadas

La mayonesa, el kétchup o la mostaza son algunas de las salsas procesadas más conocidas, y hay quienes tienen la costumbre de incorporarlas a casi cada comida. No obstante, estos preparados pueden ser perjudiciales para el ácido úrico y es recomendable evitarlos en la medida de la posible. De no ser así, reducirlos al máximo para que afecten lo menos posible a la producción de ácido úrico o a su correcta expulsión, o preparar salsas caseras de esta índole para evitar unos niveles de azúcar excesivos.