Alimentos buenos y perjudiciales para el síndrome de Ménière

El síndrome de Ménière, también conocido como hidropesía endolinfática, es una enfermedad causada por un exceso de líquido en la parte interna del oído. Se desconoce su origen, aunque se achaca a algún tipo de componente genético involucrado en su aparición. Es un problema muy molesto para las personas que lo padecen, ya que presentan vértigos y mareos, presión en la zona e incluso vómitos. Muchos de ellos acaban teniendo que llevar audífonos porque pierden incluso audición.

La dieta tiene un papel importante en el desarrollo de esta patología y en la calidad de vida de los pacientes. Por ello, conocer los alimentos buenos o perjudiciales para las personas con el síndrome de Ménière puede ser de gran ayuda a la hora de mejorar la situación. A continuación, te mostramos una lista con los mejores y peores alimentos que puedes tomar.

5 alimentos buenos para el síndrome de Ménière

Lo más conveniente para los pacientes es que adecúen su dieta a esta situación para favorecer la evolución de la enfermedad y la disminución de los síntomas más molestos. Para ello, es clave hacer 5 comidas al día, controlando el tipo de alimentos que se consumen y despojando la sal de las rutinas alimentarias.

Estos son los 5 alimentos buenos para las personas son el síndrome de Ménière:

1 El agua

El agua es muy importante para el buen funcionamiento del organismo. Consumir la cantidad necesaria cada día va a proporcionar la hidratación adecuada, conseguirá eliminar las toxinas y mantener el sistema inmunológico a punto. Esto se debe tomar en cuenta para todo tipo de personas, con especial incidencia en aquellas que presentan cualquier tipo de patología.

2 Pimienta, ajo y otras especias

Utilizar la pimienta, el ajo y otro tipo de especias va a dar el sabor necesario a las comidas sin la necesidad de implementar sal: un condimento totalmente inadecuado para los pacientes con síndrome de Ménière. Con estos otros condimentos, los platos tendrán más matices de sabor y se harán muy agradables al paladar.

3 Alimentos al vapor

Los alimentos al vapor están muy recomendados para las personas que tienen esta enfermedad, ya que pasan por un proceso muy sencillo que no implica el uso de aceites, sal o técnicas que pueden ser más agresivas para su salud. Lo ideal es elaborar platos de esta forma con productos frescos, verduras y materia prima de calidad en general.

LEER TAMBIÉN  ¿Es bueno tomar probióticos si estás tomando antibióticos?

4 Aceite y vinagre

El aceite y el vinagre van a ser los dos mejores aliados para aliñar las ensaladas y conseguir un sabor óptimo sin recurrir a salsas precocinadas o a la sal. Estos dos ingredientes son estupendos para elaborar platos frescos, todo tipo de ensaladas de verano o de guarnición y aderezar las verduras que se ingieren crudas.

5 Fruta fresca

La fruta fresca se convierte en el postre ideal para los pacientes. De esta forma se evitan los dulces o procesados y se aportan nutrientes, azúcares naturales y mucha hidratación por el alto componente en agua de estos alimentos. Además, algunas frutas tienen propiedades antibacterianas, antioxidantes o antiinflamatorias que pueden ayudar a mejorar los síntomas o complicaciones de la enfermedad.

5 alimentos perjudiciales para el síndrome de Ménière

Lo menos aconsejable para estos pacientes es evitar ingerir sal o glutamato monosódico (MSG) que se usa para potenciar el sabor de algunos alimentos. «Esto es fundamental para mejorar la presión arterial, la buena funcionalidad del oído y prevenir los episodios más molestos de este síndrome», nos aconsejan los expertos en audífonos para sordera del buscador www.audifonos.es. Los alimentos desaconsejados son aquellos que tienen un alto porcentaje de estos ingredientes o que tienen un azúcar añadido, el que no procede de los alimentos de manera natural, como sí es el caso de las frutas.

Estos son los 5 alimentos perjudiciales para las personas con el síndrome de Ménière:

1 Sal

Lo más importante en la dieta de una persona con el síndrome de Ménière es evitar la sal a toda costa. Este ingrediente puede aumentar la presión en el oído interno y retirarla de la dieta puede aliviar considerablemente los síntomas, su intensidad y las complicaciones derivadas. 

2 Alimentos en lata

La mayoría de los alimentos en lata vienen con sal o con sodio, por lo que es efectivo retirar su consumo al completo. Se puede buscar en la lista de los ingredientes para confirmarlo, y si se encuentra algún producto libre de estos elementos, optar por probarlo. Sin embargo, lo más probable es que resulte complicado de adquirir.

3 Quesos

Los quesos tampoco son alimentos especialmente atractivos para las personas que padecen el síndrome de Ménière. En primer lugar, presentan altas cantidades de sal muy poco recomendables para la dieta, y, en segundo lugar, tienen un alto contenido en grasa. Se puede optar por consumir algún queso ligero, fresco y sin sal muy de vez en cuando.

LEER TAMBIÉN  Beneficios de las conservas más populares

4 Aderezos de ensalada

Los aderezos de la ensalada en abundancia son muy desaconsejados. En primer lugar, como en toda esta lista, la sal debe desaparecer de la ecuación. Además, las salsas que vienen fabricadas para este tipo de platos suelen ser de difícil digestión, con azúcar y grasa y con otros ingredientes poco saludables. El aceite y el vinagre serán la mejor alternativa.

5 Anchoas o aceitunas

Las anchoas, las aceitunas y los alimentos encurtidos son muy poco aconsejables. Se trata de ingredientes que tienen un alto contenido en sal de por sí y que, aunque se consuman solos y sin aderezos, van a causar un efecto negativo en la presión del oído.