Comprar alimentos de farmacia para ancianos, los profesionales nos dan las claves

Los alimentos de farmacia son una gran solución para los ancianos que cuentan con unas necesidades nutricionales concretas y presentan diferentes condiciones que les impiden alimentarse con comida sólida clásica. A continuación te damos algunas claves expuestas por profesionales para comprar alimentos de farmacia para ancianos de forma sencilla y con las mejores garantías.

Claves para escoger alimentos de farmacia para ancianos

La nutrición de todos los nutrientes que necesita nuestro organismo es fundamental para garantizar una buena salud en los seres humanos, pero esto no es posible con la alimentación tradicional en todos los grupos de población, entre los que se incluyen los ancianos.

De esta manera, existen diferentes alimentos de farmacia o preparados dietéticos pensados para cubrir todas las necesidades alimentarias de estas personas de edad avanzada.

La creación de estos productos para la tercera edad se hace necesaria debido a algunos problemas que suelen experimentar las personas mayores, en los que profundizaremos a continuación.

Entre estos problemas destaca la necesidad de una dieta pobre en grasas para las personas con diabetes, la necesidad de llevar una dieta hiperproteica para los ancianos con una alimentación deficiente, la necesidad de una dieta pobre en potasio para los ancianos con enfermedades renales o de dietas pobres en sodio para personas mayores que padecen problemas cardiovasculares.

Asimismo, estos alimentos de farmacia para ancianos son interesantes sobre todo para los mayores que presentan dificultades de masticación por distintos motivos, así como para los mayores que se niegan a comer, que presentan trastornos digestivos o que requieren una dieta rica en fibra porque padecen diabetes o estreñimiento crónico.

Estos alimentos de farmacia para ancianos pensados para sustituir de manera parcial o total a la dieta de las personas mayores, cuentan con ventajas prácticas en comparación con las dietas convencionales, tanto para los mayores como para las personas que se encargan de cuidarlos. Son productos que se pueden almacenar de manera sencilla, que son fáciles de manipular y de aprovechar, con lo que pueden estar disponibles en todo momento.

Del mismo modo, también son sencillos y rápidos de preparar y como cuentan con un largo periodo de caducidad pueden almacenarse sin conservarse en frío. Además, se trata de productos seguros y de calidad que aportan a los ancianos una dieta equilibrada y completa, cubriendo por completo todas sus necesidades nutricionales.

LEER TAMBIÉN  11 alimentos prohibidos en hipotiroidismo

De esta manera, podemos encontrar purés, batidos y gelatinas pensados para ancianos que presentan problemas para comer, a los que les cuesta masticar y tragar o que presentan diferentes carencias nutricionales o condiciones que les hacen requerir una alimentación especial. Son totalmente diferentes de los alimentos con características similares para niños, ya que las cantidades de proteínas y el volumen de los alimentos no son igual. Entre las marcas más populares de este tipo de productos encontramos en las farmacias Meritene.

Estos productos pueden tomar diferentes formas, destacando los purés para personas mayores, listos para ingerir y que vienen en diferentes sabores, como las frutas. También encontramos los sobres de cereales, que nos permiten hacer papillas para ancianos de manera sencilla y les aportan fibra y proteínas, siempre con texturas agradables.

Finalmente encontramos las papillas para ancianos, que pueden encontrarse en diferentes formatos, e incluso existen opciones para personas mayores diabéticas.

Asimismo, existen recetas de este tipo de alimentos de farmacias para ancianos pensadas para los mayores que requieren un plus de vitamina o un extra que les ayude a ir al baño. Además son un gran complemento para los mayores que comen alimentos tradicionales, pero requieren de un extra nutricional en su dieta para mejorar su salud.

Consejos de nutrición para personas mayores

Asimismo, los expertos en el cuidado de ancianos de varias residencias en León, nos han explicado que es fundamental cuidar al máximo la rutina de alimentación de los mayores.

Además de introducir este tipo de alimentos de farmacia que pueden ayudarles a alimentarse mejor y mejorar la calidad de su nutrición, estos expertos nos explican que la ingesta de alimentos siempre debe ser constante y sin prisas, para que los ancianos puedan procesar bien los alimentos y realizar una buena digestión.

Del mismo modo, si vamos a incluir alimentos naturales en su dieta junto con los alimentos de farmacia, es importante escoger opciones con poca grasa, y cocinar a la plancha o hervidos los alimentos.

Si a los ancianos les cuesta masticar, lo mejor es seleccionar este tipo de alimentos de farmacia, o combinarlos con zumos, purés, cremas y algunos alimentos blandos más que sean de su agrado.

También es importante tener en cuenta que es fundamental que los ancianos realicen al menos cinco comidas diarias si queremos ayudarles a mantener toda su energía diariamente. También podemos agregar yogures naturales o piezas de fruta entre las comidas, dejando siempre los alimentos más ligeros para la cena.

LEER TAMBIÉN  12 alimentos prohibidos para el cáncer

Por otro lado, es fundamental cuidar en gran medida la hidratación de los mayores, ya que la deshidratación les afecta en mayor medida que a las personas más jóvenes, y puede provocarles problemas en el sistema digestivo o en los riñones. Además, es recomendable animar a los mayores a realizar ejercicio físico moderado todos los días, como por ejemplo un paseo de 30 minutos.

Finalmente, no menos importante resulta el tener en cuenta que más allá de alimentar su organismo, la alimentación puede convertirse en un momento de relaciones sociales y afectivas. De esta manera, acompañarles en sus ingestas y convertirlas en un buen momento, es una gran forma de completar su bienestar personal y ayudarles a conseguir la satisfacción a nivel vital.