8 alimentos prohibidos para el colesterol elevado

Qué es el colesterol

Es un lípido de tipo esteroide que se encuentra en las membranas de las células del cuerpo en interviene en la producción de hormonas y la vitamina D. El organismo tiene la capacidad de producir todo el colesterol que requiere para su funcionamiento y también está presente en diversos alimentos de origen animal.

Cuando los niveles de colesterol en la sangre son elevados, trae una serie de problemas porque  se combina con otras sustancias para formar placas. Estas placas se pegan a las paredes de las arterias, causando arterioesclerosis.

Hay distintos tipos de colesterol, según las lipoproteínas que lo componen siendo el HDL (colesterol bueno), LDL (colesterol malo) y VLDL  (de baja densidad). El HDL es el encargado de llevar el colesterol hasta el hígado para que sea eliminado.

Por su parte, el LDL lleva el colesterol del hígado a otros tejidos y cuando se eleva, genera las placas. El VDL interviene en el transporte de los triglicéridos y también puede generar placas en las arterias cuando está elevado.

El colesterol alto es causado principalmente por malos hábitos alimenticios, cuando se consumen grandes cantidades de grasas saturadas y trans. Además, es incrementado por el tabaquismo y llevar una vida sedentaria.

Características de una dieta para el colesterol

La mejor forma de controlar los niveles de colesterol es llevar una dieta saludable, baja en grasas saturadas. Es recomendable que no más del 35% de las calorías diarias provengan de grasas y solo un 7% o menos deben ser de grasas saturadas.

Los lácteos enteros así como las carnes grasas, embutidos, yema de huevo, mantequilla, margarina y bollería industrial, son ricos en este tipo de grasas que aumentan el colesterol malo. Por tanto, debes reducir o eliminar su consumo y sustituirlos por alimentos más sanos.

Consume solo carnes magras, preferiblemente blancas y lácteos que sean desnatados, así como aceite de oliva como tu principal fuente de grasas. Prepara tus alimentos a la plancha, vapor o el horno, evitando las frituras.

Aumenta el consumo de fibra soluble contenida en las legumbres, cereales de grano entero y frutas como la manzana y las naranjas. Prefiere los pescados ricos en Omega 3, como el salmón y el atún.

Incluye una alta proporción de frutas y verduras en tu dieta diaria, al menos cinco raciones al día y limita el consumo de sal para reducir los riesgos de enfermedades cardíacas. Asimismo, reduce al mínimo el consumo de alcohol, no fumes y haz ejercicio de forma regular.

Por ello, aunque la dieta no es la única culpable de un mayor índice de colesterol en sangre, es importante conocer los alimentos que deben evitar las personas con esta enfermedad.

LISTADO DE ALIMENTOS MALOS PARA EL COLESTEROL

Carnes rojas

Las carnes rojas (ternera, buey y cordero) contienen colesterol y grasas saturadas. Reducir su consumo, eliminar toda la grasa y elegir cortes magros son buenas recomendaciones para aquellas personas con el colesterol elevado. Como alternativa, se puede optar por la carne blanca (pollo o pavo).

También es importante eliminar las carnes procesadas, como las hamburguesas y las salchichas, o elegir aquellas opciones etiquetadas con más de un 90% de carne en su composición.

Casquería

Los riñones, los sesos, el corazón y sobre todo el hígado, que es donde se fabrica el colesterol, son muy perjudiciales por su alta proporción en grasas saturadas. Los productos derivados del hígado, como el paté y el foie, están también prohibidos.

LEER TAMBIÉN  10 alimentos prohibidos para la anemia

Fiambres y embutidos

Estos productos, con mucho contenido de sal, grasas saturadas y colesterol, son perjudiciales para hipercolesterolémicos. De hecho, favorecen la reducción de los niveles de colesterol HDL, conocido como colesterol bueno, e incrementan el colesterol total en la sangre.

Por ello se recomienda evitar o reducir su consumo y optar, como alternativa, por fiambres más magros, como la pechuga de pavo o el jamón cocido. Siendo el chorizo y la mortadela, las alternativas que mayor cantidad de grasas contienen y las primeras en eliminarse de la dieta.

Leche entera

La leche entera es un producto rico en grasas saturadas y, aunque los lácteos no intervienen tanto en el aumento del colesterol como otros alimentos, conviene sustituir los productos enteros por lácteos semidesnatados o desnatados.

La leche desnatada o las bebidas vegetales (sin azúcares añadidos) son buenas alternativas a la leche entera. Del mismo modo, los yogures enteros deben ser sustituidos por desnatados naturales. 

Quesos

Existe mucha diferencia nutricional entre unos quesos y otros, según la procedencia de la leche y el tipo de queso. De manera general, se puede señalar que los que más grasas saturadas y colesterol tienen son los que han sido sometidos a un mayor proceso de curación y los de untar, como el gouda, el brie, el emmental o el parmesano.

Sin embargo, el queso más bien fresco, sobre todo el oveja, puede incorporarse en la dieta de las personas con colesterol elevado siempre que se haga con moderación.

Mantequilla

La mantequilla es un alimento que debería estar prohibido en la dieta de los hipercolesterolémicos. El aceite de oliva virgen es una mejor alternativa, pues ayuda a mantener elevados los niveles de colesterol bueno (HDL) y bajos los perjudiciales (LDL).

Fritos

Los alimentos deben cocinarse de la forma más saludable posible, evitando los fritos y priorizando los cocidos, al vapor o a la plancha. Las frituras y rebozados elevan la ingesta de grasas trans, independientemente del producto que se esté cocinando. 

Además, la alta densidad energética de los mismos hace que consumirlos de manera frecuente se relacione con un patrón de alimentación desequilibrado y un riesgo elevado de desarrollar obesidad, exceso de grasa corporal y hasta ciertos tipos de cánceres.

Ultraprocesados, bollería y azúcares refinados

La bollería industrial y los ultraprocesados no solo son alimentos malos para el colesterol, sino que son muy poco recomendables para cualquier dieta. Pero sí deben ser especialmente eliminados de la de las personas con alto índice de colesterol. 

Alimentos ultraprocesados como barritas de pescado, pizzas y productos sumamente procesados son los más perjudiciales. Además, tienen componentes y sabores que los vuelven adictivos y hacen que se coman en mayor cantidad.

Frecuentemente, aquellos productos que tienen mucho azúcar en su composición, también contienen muchas grasas saturadas y trans. Además, cuando hay mucho azúcar en sangre, el colesterol LDL resulta más agresivo.

En este aspecto, la bollería industrial contiene mucho azúcar, además de harinas refinadas y grasas saturadas y es muy rica en grasas hidrogenadas o trans, todo este componente supone un riesgo para las personas con colesterol elevado.

Huevos

Los huevos han sido objeto de debate, ya que tradicionalmente estaban prohibidos en las dietas de personas con altos niveles de colesterol. Sin embargo, estudios recientes apuntan que el consumo de huevo no se vincula al incremento del colesterol y enfermedades cardiovasculares siempre que se haga con moderación.

Además, el contenido de ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados del huevo supera al de la grasa saturada. Contiene también ácidos grasos Omega-3, que han demostrado efectos beneficiosos sobre la salud, y gran cantidad de vitaminas y minerales.

Del mismo modo, la clara de huevo no contiene colesterol, pero sí proteínas, por lo que puede ser una alternativa muy saludable para no abusar del consumo de huevos. 

Marisco

Muchos crustáceos, como las gambas o los cangrejos, son bajos en grasas, pero altos en colesterol. Sin embargo, su consumo moderado no es perjudicial a nivel cardiovascular, pues también son ricos en ácidos grasos Omega-3 con función cardioprotectora.

No obstante, para no consumirlos en exceso, existen opciones de mariscos con concha, como los mejillones o las almejas, los berberechos o las ostras, que además de ser una magnífica fuente de hierro, aportan una menor cantidad de colesterol.

LEER TAMBIÉN  Las 5 mejores marcas de suplementos de calcio para niños

15 alimentos buenos para el colesterol

Aguacate 

Es un alimento tan versátil que puedes usarlo tanto como complemento como para comerlo solo. Es una excelente opción si lo que buscas es reducir los niveles de colesterol.

Arvejas 

Se estima que con la cantidad de ½ de arvejas, lo que es equivalente a unos 100 gramos, se puede ayudar a reducir considerablemente el colesterol “malo”. 

Frijoles negros  

Los frijoles negros forman parte de la dieta saludable más esencial. Te alegrará saber que, además de deliciosos, son fantásticos para reducir y equilibrar el nivel de colesterol en el cuerpo. 

Guisantes 

Al igual que los frijoles negros, los guisantes son legumbres muy versátiles que pueden ayudar a nivelar el nivel de colesterol en el organismo. La buena noticia es que puedes incluirlos en una enorme cantidad de recetas sin que llegues a aburrirlos. 

Maní 

Lo puedes consumir como un tentempié o como complemento de algún postre, o incluso un platillo salado. El maní es un fruto seco con una enorme variedad de beneficios, entre los que está la reducción de colesterol. 

Cacahuates

Son tan deliciosos que pueden llegar a ser adictivos, y lo mejor de todo es que consumiéndolos moderadamente podrás disminuir el colesterol. 

Nueces

Como todos los frutos secos, las nueces son especialistas en reducir el nivel de colesterol “malo” del cuerpo. Trata de consumir unos 100 gramos por ración y verás los resultados en corto plazo. 

Almendras 

El dulce sabor de las almendras hace que sea uno de los frutos secos preferidos de grandes y chicos, por lo que no será para nada difícil agregarlos a tu dieta. 

Salmón 

Al  ser un pescado graso, el salmón es un alimento recomendado para bajar los niveles de colesterol. Eso sí, es mejor cocinarlo a la plancha en lugar de freírlo. 

Trucha 

El mismo caso aplica para la trucha. También es considerado como un pescado graso y, adicionalmente, proporciona una buena cantidad de proteína a la dieta, por lo que incluirlo nunca está de más. 

Atún 

A diferencia de los últimos pescados que mencionamos, el atún es mucho más versátil y accesible. Solo procura comprar atún fresco en lugar del atún en lata del súper. 

Manzana

Es de las frutas más populares y, además de comerla sola, también puedes elaborar postres saludables y bocadillos con ella ¡a aprovecharla! 

Avena 

La avena es refrescante y energizante, además de un excelente complemento para nivelar el colesterol. Como recomendación, intenta consumirla pura en lugar de cocinarla. Puedes hacerla en batidos. 

Aceite de oliva 

El “oro líquido” es rico en esteroles que ayudan a reducir eficientemente el nivel de LDL. Trata siempre de que se trate de un aceite extra virgen de preferencia. 

Sandía 

Es una fruta muy refrescante con un sabor dulce y delicioso. Te gustará saber que es un magnífico aliado para reducir considerablemente los niveles de colesterol. 

¿El aguacate es bueno para el colesterol?

Tal como mencionamos en el primer apartado de este artículo, el aguacate es un alimento que ayuda a nivelar los niveles de colesterol en el organismo. Por tal motivo, es esencial mantenerlo dentro de la dieta y procurar consumirlo con la debida regularidad, aunque sin exagerar. 

Las fibras y grasas monosaturadas que tiene esta deliciosa y versátil fruta son esenciales para disminuir el colesterol “malo”. Además, también contiene fibra, lo que es sumamente beneficioso para el sistema digestivo. Específicamente una taza de pulpa de aguacate contiene 10 gramos de fibra. 

¿El Danacol es bueno para el colesterol?

El Danacol es una fórmula especial láctea desnatada y fabricada por la compañía Danone. Se promociona principalmente como un producto que contribuye con el mejoramiento del sistema cardíaco mediante la reducción de los niveles anormales de colesterol. 

Lo cierto es que, con todas las evidencias arrojadas por las pruebas que se le han hecho, se ha demostrado que el Danacol ciertamente puede disminuir de un 7 a un 10% del colesterol en el organismo. Está avalado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, por lo que puedes estar completamente seguro de su eficacia. 

¿El plátano es bueno para el colesterol?

Con un buen nivel de aporte en grasas saludables y fibra soluble, el plátano, como muchas otras frutas, es un excelente aliado a la hora de reducir los niveles de colesterol “malo” en el organismo. Lo mejor de todo, es que se trata de un alimento muy versátil que puedes consumir a cualquier hora del día. 

LEER TAMBIÉN  10 alimentos prohibidos para el liquen plano

¿El chocolate es bueno para el colesterol?

Los amantes del buen chocolate tendrán un motivo para celebrar al saber que este producto ayuda mucho en la nivelación de colesterol del cuerpo. Eso sí, hay que aclarar que estamos hablando del chocolate negro o amargo, puesto que los chocolates con leche suelen tener otras sustancias dañinas como altos niveles de azúcar, conservadores y aditivos. 

Esto se debe a que el cacao cuenta con una gran cantidad de antioxidantes, incluso más que muchas otras frutas y bayas. Por si fuera poco, también es bueno para el cerebro y ayuda a saciar la necesidad de dulce a media tarde que a todos nos da de vez en cuando.

¿El salmón es bueno para el colesterol? 

Anteriormente también habíamos mencionado al salmón. Al ser rico en ácidos grasos omega-3, el salmón es excelente para mantener los niveles de colesterol a raya. Aumenta los niveles HDL (colesterol bueno) y también sirve como antiinflamatorio.  

¿El tomate es bueno para el colesterol?

Como pasa con la mayoría de las hortalizas, el tomate es perfecto para disminuir el nivel de colesterol en el cuerpo. El licopeno es el antioxidante estrella de este alimento y el responsable de cumplir con esta tarea. Lo mejor de todo es que el tomate es fácil de conseguir y está muy presente en las dietas cotidianas de todo el mundo. 

¿La cerveza es buena para el colesterol?

Al aumentar el nivel de lipoproteinas en el organismo, la cerveza es ideal para disminuir los niveles excedentes de colesterol. Esta refrescante bebida transporta el colesterol de las arterias al hígado para luego ser excretado. Eso sí, para hacerlo solo necesitarás de dos a tres cañas al día, así que cuidado con los excesos.

¿El membrillo es bueno para el colesterol?

Como muchas otras frutas, el membrillo es un alimento recomendable si tienes el objetivo de reducir los altos niveles de colesterol. Esto lo logra gracias a las pectinas presentes en su constitución, por lo que también es ideal para las personas con hipercolesterolemia. Este componente también es bueno para absorber grasas. 

¿El vino tinto es bueno para el colesterol?

El resveratrol presente en el vino tinto es un gran aliado para mantener en buena medida los niveles de colesterol. Ahora, no creas que para hacerlo es necesario beber una botella diaria, ni siquiera una copa llena: con una cantidad de cuatro onzas diarias, ya tendrás en tu organismo la dosis recomendada para hacerlo. 

¿La aspirina es buena para el colesterol?

La aspirina es recomendada especialmente a pacientes considerados como de alto riesgo. Ayuda a bajar el nivel de colesterol, así como a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Aun así, es muy importante que su aplicación sea suministrada bajo la estricta supervisión de tu médico de confianza para evitar cualquier tipo de inconvenientes. 

¿Qué plantas son buenas para bajar el colesterol?

Las plantas cuentan con buen nivel de suplementos naturales que son de gran ayuda a la hora de bajar los niveles de colesterol “malo” del organismo. En este sentido, es recomendable ingerirlas periódicamente en forma de infusiones, sobre todo si tienes problemas para bajar el colesterol. 

El té verde es un gran ejemplo de lo que acabamos de mencionar: sus efectos antioxidantes disuelven paulatinamente el colesterol y en consecuencia, ayuda a que su excreción sea más fácil. Es recomendable bebe de una a tres infusiones hechas con una cuchara grande de sus hojas. 

La chumbera o cardo, dependiendo del país, es otra de las plantas cuya ingesta es recomendada para los pacientes con un nivel de colesterol alto. La fibra de esta planta ayuda a la actividad de las lipasas, dando como resultado la absorción del colesterol y los triglicéridos. 

Por último, tenemos al diente de león, una planta que por excelencia es medicinal. Su consumo contribuye a la expulsión de la bilis rica en colesterol y también es un diurético muy eficaz.