9 alimentos prohibidos en dietas bajas en potasio

Casos para seguir una dieta baja en potasio

El potasio es un mineral que cumple diversas funciones en el cuerpo humano, que van desde intervenir en el sistema nervioso hasta en la contracción muscular. También participa en el movimiento de nutrientes hacia las células y en los mecanismos de expulsión de desechos.

El potasio es eliminado del cuerpo mediante la función que realizan los riñones, si estos no trabajan adecuadamente se puede acumular en la sangre. Si esto ocurre, puede generar debilidad muscular, arritmias o paros cardíacos, y en casos graves, hasta la muerte.

Si una persona sufre de insuficiencia renal o consume medicamentos que elevan los niveles de potasio, se puede recomendar una dieta baja en este mineral. Otras causas que pueden llevar a altos niveles de potasio son quemaduras generalizadas en el cuerpo, anemia hemolítica y sangrado abundante en estómago e intestino, entre otros.

Por lo general la hiperpotasemia no presenta síntomas cuando es leve, pero cuando es más grave genera debilidad muscular, la cual puede derivar en parálisis. La misma se detecta en análisis de sangre o en electrocardiogramas, cuando se observan arritmias.

Para su tratamiento se recomienda reducir la ingesta de potasio así como de medicamentos que pueden elevar sus niveles. Hay algunos fármacos que pueden ayudar a eliminar el potasio del cuerpo con mayor facilidad.

Características de una dieta baja en potasio

Lo primero que debes hacer es eliminar o reducir al mínimo alimentos que sean ricos en potasio, como las hortalizas de hoja verde (espinaca, col rizada, entre otras). También los cítricos, fresas, frambuesas, zanahorias y papas.

Debido a que el potasio es soluble en agua, se recomienda cocer aquellos alimentos que los contienen en alta cantidad y descartar el agua de la cocción. Las verduras frescas se pueden colocar en remojo durante varias horas y no utilices sustitutos de la sal que contengan potasio.

El potasio también se encuentra presente en gran cantidad en los lácteos, por lo que conviene reducir su consumo así como en los salvados y varios frutos secos, como las nueces. Hay diversas frutas y verduras que tienen un bajo contenido de potasio y las puedes consumir en mayor cantidad.

LEER TAMBIÉN  8 alimentos prohibidos para el colesterol elevado

Entre estas destacan la manzana, pera y sandía así como el calabacín, la cebolla, pepino, pimientos y berenjenas. Además, recuerda que no debes ingerir ningún suplemento nutricional que contenga potasio.

El siguiente listado proporciona información sobre los alimentos prohibidos para una dieta baja en potasio y aquellos que deben consumirse de forma moderada:

Frutas

Pese a ser un alimento muy saludable por su aporte en vitaminas, el consumo de algunas de ellas se debe limitar. Albaricoques, plátanos, melones, kiwis, nectarinas, naranjas, peras, ciruelas y frutas secas (albaricoques, dátiles, higos o ciruelas) forman parte de este listado. Se deben evitar también los zumos envasados.

Está permitido tomar fruta 1 o 2 veces al día, mayoritariamente manzana, pera y sandía. Cabe destacar que los alimentos en conserva tienen menos potasio, siempre que se deseche el líquido o el almíbar de la conserva.

Verduras

Se desaconseja el consumo de espárragos, aguacates, brotes de bambú, remolachas, coles de Bruselas, repollo, apio, acelgas, patatas, batatas, calabaza, nabos, espinacas cocidas y tomates por su contenido elevado en potasio. 

Pimientos, berenjenas, guisantes, zanahoria y alcachofa son las verduras cuyo consumo debe limitarse para las personas que sigan una dieta baja en potasio. Sin embargo, lechuga, judías verdes, cebolla y espárragos en lata son las verduras más aconsejadas.

Además, la cocción también es importante. El potasio se disuelve en el agua. Por ello, antes de consumir las verduras, se deben trocear y poner en remojo. 

Si los alimentos van a tomarse cocidos, se deben cocinar con mucha agua. Incluso, es recomendable hervir las verduras dos veces para eliminar el potasio. Tras hervirlas, el agua de cocción se debe desechar, nunca se debe aprovechar para hacer salsas o sopas.

También es recomendable congelar las verduras antes de cocinarlas para favorecer la pérdida de minerales. Esto es debido a que los cristales de hielo que se forman durante la congelación rompen las estructuras del alimento y, tras ponerlo en remojo, el potasio se desprende con más facilidad.

Legumbres

El consumo de legumbres como judía, garbanzos y lentejas está desaconsejado. Sin embargo, se limita a un consumo ocasional el guisante en lata, el guisante congelado hervido y el tofu. Alimentos derivados de las legumbres que también entrarían en la categoría de consumo ocasional son: los brotes de soja, el tempeh y la bebida de soja.

LEER TAMBIÉN  10 alimentos prohibidos para la anemia

Para cocinarlas, del mismo modo que sucede con las verduras, es aconsejable poner las legumbres en remojo antes de consumirlas y hervirlas con abundante agua.

Nueces y semillas

Las nueces y semillas tampoco son aconsejadas por sus altos índices de potasio. Almendras, coquitos del Brasil, castañas, cacahuetes, mantequilla de cacahuate, semillas de calabaza, semillas de girasol y nueces son algunos de los frutos secos cuyo consumo debe limitarse.

Panes y cereales

El consumo de productos que contengan salvado o grano integral debe ser limitado. El pan, por ejemplo, es una de las principales fuentes de sal en las comidas diarias. Puede contener hasta 460 mg de sodio y su consumo no puede ser excesivo.

No obstante, está permitido el arroz blanco y productos de harina blanca refinada, como pasta y granos sin salvado. También se puede consumir arroz integral hervido y cereales de maíz.

Carnes, embutidos, pescados y mariscos

El marisco y el embutido tienen altos índices de potasio, por lo que no están recomendados. El consumo de carne y pescado, sin embargo, estaría limitado.

Algunas opciones permitidas son la carne de pollo, cerdo y cordero, pescado, fresco o congelado, almejas, atún, salmón enlatado sin sal o sardinas sin sal. Para alternar con estas opciones, el huevo sería un alimento proteico permitido.

Lácteos

Alimentos con alto índice de potasio son la leche (desnatada, con bajo contenido de grasa o entera), el yogur entero y el helado.

Son opciones permitidas para consumo ocasional las bebidas vegetales sustitutivas de la leche como la de almendras o la de arroz.

Los quesos (excepto el requesón, el de cabra fresco, la Mozzarella y el Roquefort) están también entre las opciones prohibidas para las dietas bajas en potasio. El queso de cabra semicurado, el queso de burgos, el Brie y el Gorgonzola son los que más potasio tienen y, por tanto, los primeros en ser eliminados de la lista de alimentos permitidos.

Chocolate y dulces

Dado que el sodio aumenta el sabor y se utiliza ampliamente como conservante o como aditivo en la industria alimenticia, algunos alimentos dulces pueden contener altas cantidades.

El turrón, las galletas, los bizcochos y el chocolate son algunos de los alimentos dulces que están prohibidos en las dietas bajas en sodio.

Ultraprocesados

El consumo de ultraprocesados perjudica a cualquier persona por la composición de los alimentos y su bajo valor nutricional. Estos alimentos contienen altas cantidades de azúcar y sodio para que su sabor sea más apetecible, creando así una dependencia hacia ellos.

LEER TAMBIÉN  Déficit calórico: qué es y cómo alcanzarlo correctamente

Sopas de sobre, churros, patatas fritas, así como salsas (kétchup, salsa de soja) son alimentos nocivos para personas que quieran reducir el consumo de sodio, puesto que contienen grandes cantidades de este mineral.