9 alimentos prohibidos para fisuras anales

Una fisura anal es un pequeño desgarro en el tejido delgado y húmedo (mucosa) en la zona externa que recubre el ano. La fisura anal puede aparecer tanto en hombres como en mujeres y puede producirse cuando se evacúan heces grandes y duras, así como cuando se ha padecido una diarrea crónica o después del parto. 

Las fisuras anales suelen provocar dolores y sangrado durante las deposiciones y son muy molestas para las personas que las padecen.

Dado que las fisuras anales están estrechamente relacionadas con el estreñimiento, las recomendaciones nutricionales van encaminadas a prevenirlo y, de este modo, evitar malestares en la persona afectada. Además, existen alimentos que incrementan la sensación de irritación en la zona. En este artículo encontrarás los alimentos prohibidos en caso de sufrir una fisura anal:

Comida picante

La comida picante puede irritar la zona anorrectal al evacuar los restos de esta comida. Por lo tanto, al tener fisuras anales, no es recomendable tomar picante, ya que se puede irritar o inflamar la zona todavía más de lo que está.

Además, es recomendable no abusar de las comidas con efecto irritativo para el intestino, pues pueden producir un efecto laxante. Hablamos de las especias picantes, pimienta o salsas que, en exceso, pueden provocar diarrea. Si aumenta la necesidad de ir al baño más frecuentemente, se incrementa, a su vez, la inflamación y las molestias.

Alcohol

Cuando se consume alcohol se debe hacer con moderación, puesto que puede irritar la zona anal y hasta producir trombosis hemorroidal, un tipo de hemorroide muy dolorosa y aguda.

Un exceso de bebidas alcohólicas también puede provocar diarrea, cuyas consecuencias pueden ser irritación y escozor en la zona anal. Por otro lado, un cuadro de diarrea fuerte y puntual puede aumentar el dolor en la fisura.

Café y bebidas con cafeína

Las bebidas con cafeína como el café, el té negro y las bebidas energizantes son otros de los alimentos que irritan la zona anal, por lo que deben ser eliminadas de la dieta o consumirse de forma muy limitada.

Las infusiones o el café descafeinado pueden ser una buena alternativa para aportar energía y mejorar el metabolismo. La manzanilla, por ejemplo, tiene propiedades calmantes y, además, digestivas. Esta hierba ayuda a calmar los trastornos digestivos regulando los movimientos de la musculatura intestinal. La malva también posee propiedades antiinflamatorias y, además, ayuda a mejorar la movilidad intestinal.

LEER TAMBIÉN  12 alimentos prohibidos para la intolerancia a la lactosa

Harinas refinadas

A diferencia de los granos enteros que contienen fibra, los alimentos fabricados con harina blanca se digieren rápidamente y la sensación de saciedad aparece de forma más tardía. Por esta razón, la sensación de saciedad es menor y se come más cantidad que cuando se ingieren harinas integrales. Está comprobado, además, que consumir harinas refinadas altera varias funciones metabólicas y puede producir estreñimiento.

Así como con la diarrea, el estreñimiento tampoco es favorable en el caso de fisuras anales, pues podría provocar dolor al evacuar las heces. Por ello, se recomienda una dieta basada en alimentos integrales y ecológicos, sobre todo los cereales como el arroz integral, la quinoa y el trigo sarraceno. Estos alimentos, además de fibra, aportan vitaminas grupo B.

Las harinas refinadas no recomendadas son las blancas (pan, pasta) y preferiblemente se recomienda la espelta o, segundo lugar, el trigo integral, siempre de granos enteros.

Galletas, pasteles y otros dulces

Además de predisponer a la obesidad, los azúcares refinados los cuales están presentes en pasteles, caramelos o dulces, son muy pobres en fibra y favorecen el estreñimiento. Como comentábamos anteriormente, el estreñimiento puede ser negativo en caso de fisura anal.

El esfuerzo durante la evacuación intestinal y la defecación de heces duras aumentan el riesgo de desgarros e irritación en la zona. Si además tienen chocolate, hay que sumar su poder irritante en el tracto digestivo y sus niveles de taninos, causantes del estreñimiento.

Fritos y alimentos ricos en grasas

Las frituras, debido a su acción irritante del tracto digestivo, a su ausencia de fibra y a su alta proporción de grasas, no son nada recomendables en caso de fisuras anales. Comer fritos regularmente puede aumentar el riesgo de sufrir estreñimiento crónico.

En la preparación de los alimentos, se debe priorizar la cocción al vapor o a la plancha y no utilizar grandes cantidades de aceite. El aceite usado debe ser el de oliva virgen.

Embutidos y fiambres

Los embutidos son un aporte de proteínas y también un alimento fácil de consumir, pero pueden causar estreñimiento y problemas a nivel renal.

Este alimento contiene muy poca fibra, lo cual dificulta el movimiento intestinal y, debido a su alta concentración de grasas, es difícil de digerir. Alternativas algo más saludables son embutidos más magros como la pechuga de pavo o el jamón cocido.

LEER TAMBIÉN  10 alimentos prohibidos para la anemia

Ultraprocesados

Los ultraprocesados suelen estar elaborados con ingredientes que favorecen el estreñimiento y contienen grasas trans u otras de poca calidad, exceso de sal e ingredientes refinados. Además, su consumo es perjudicial para la salud en general: tienen aditivos, conservantes, estabilizantes, emulsionantes, edulcorantes y potenciadores de color y de sabor.

Sodio

El sodio es una sustancia que tiende a hinchar y puede agudizar el dolor en la zona. Además de esto, se recomienda disminuir el consumo de sal debido a que favorece la retención de líquidos y aumenta la presión en los vasos sanguíneos, pudiendo causar también hemorroides.

Un exceso de sal puede causar un déficit de magnesio y potasio y, como consecuencia espasmos en el intestino, lo que favorece el estreñimiento. Es conveniente reducir la ingesta de sodio y aportar minerales por medio de cereales integrales y legumbres.