10 alimentos prohibidos para Sintrom

Qué es el sintrom

Es un anticoagulante oral que se administra para hacer la sangre más líquida en el tratamiento de algunas enfermedades, como la trombosis. Por tanto, ayuda a reducir la formación de coágulos en los vasos sanguíneos, que pueden tener como consecuencia embolias.

Los coágulos sanguíneos se forman debido a las plaquetas y a una proteína que se llama fibrina, y pueden causar el taponamiento de los vasos. El sintrom inhibe la formación de la fibrina y de esta forma, se evita la formación de los coágulos.

El principio activo del sintrom es el acenocumarol, el cual actúa como un antagonista de la vitamina K, la cual es necesaria para la formación de la fibrina. La vitamina K interviene en la formación de distintos componentes del sistema de coagulación de la sangre que se forman en el hígado.

Por tanto, el sintrom contribuye a evitar la coagulación y favorece que la sangre se mueva más libremente por los vasos. De esta manera, se evita la trombosis que causa coágulos venosos o arteriales, que afecta la circulación sanguínea.

El sintrom está recomendado para personas que sufren arritmias cardíacas así como para aquellos que han sufrido embolia pulmonar o trombosis venosa. Igualmente, se utiliza con pacientes que tienen colocada una prótesis valvular mecánica.

Al tomar este anticoagulante, la persona debe tener especial cuidado con las actividades que realiza, porque tendrá una mayor posibilidad de sangrar. Así, debe evitar el realizar deportes que impliquen grandes riesgos de sufrir traumatismos.

También es común que en las mujeres las menstruaciones suelen ser muy abundantes  y que se presenten hematomas con cualquier golpe. Además, se puede sangrar al cepillarse los dientes, evacuar o sonarse la nariz.

Cuando se presenten hemorragias que sean muy frecuentes o abundantes, se debe consultar inmediatamente al médico. Asimismo, se debe informar sobre el uso de cualquier fármaco porque algunos inhiben la acción del anticoagulante y otros pueden potenciarlo.

Características de una dieta para el sintrom

Como ya hemos explicado anteriormente, el sintrom actúa inhibiendo la producción de vitamina K en el cuerpo. Por tanto, una persona que utiliza este medicamento debe cuidar su dieta y evitar ingerir aquellos alimentos que son ricos en esta vitamina.

LEER TAMBIÉN  10 alimentos prohibidos para el liquen plano

Un paciente controlado con anticoagulantes debe hacerse chequeos periódicos de INR, un índice que estima el tiempo que tarda un coágulo en formarse en la sangre. Cuando se consume gran cantidad de vitamina K, el índice puede alcanzar valores  bajos que pueden llevar a un aumento de la dosis del medicamento.

Por tanto, se debe hacer un cambio de la dieta de forma gradual con la finalidad de reducir el consumo de vitamina K. Esta vitamina se encuentra principalmente en alimentos vegetales como verduras de hoja verde o amarillo oscuro como lechuga, endivia, col, espinaca y espárragos, entre otros.

No es necesario eliminar estos alimentos totalmente de la dieta, pero si se debe reducir su consumo al mínimo. Por lo general, los alimentos de origen animal no tienen altos contenidos de vitamina K, pero los que son muy grasos tienen formas de la vitamina.

Así que evita consumir bollería industrial, embutidos, mantequilla, lácteos ricos en grasas y carnes que no sean magras. Se recomienda utilizar aceite de oliva, máximo 6 cucharadas al día, como fuente de grasa, porque contiene vitamina K en bajas proporciones.

Se deben incluir al menos tres piezas de fruta en la dieta diaria, evitando el kiwi que tienen un alto contenido de vitamina K. Igualmente, incluye cereales preferiblemente integrales, legumbres y frutos secos.

En cuanto a los lácteos, se recomienda elegir aquellos que sean desnatados porque tienen un menor contenido de colesterol. Y en cuanto al alcohol, se permite un máximo de un vaso de vino o cerveza en las mujeres y dos en los hombres al día, porque mayores cantidades afectan el efecto del anticoagulante.   

Hay que tomar en cuenta que algunas plantas utilizadas como medicinales pueden influir en la actividad del medicamento. Por ejemplo, debes evitar los preparados con ginseng o con ginko biloba.

Asimismo, muchos suplementos vitamínicos de productos naturales son ricos en vitamina K y por esto no debes consumirlos sin consultar a tu médico. Recuerda que tu dieta así como los suplementos que ingieres, pueden afectar el resultado de tus controles y llevar a cambios en la dosis del sintrom.

10 alimentos incompatibles con el sintrom

Verduras

Las verduras con hoja verde como las acelgas, las espinacas y la lechuga son ricas en vitamina K, una vitamina inhibida por el Sintrom porque favorece los procesos de coagulación de la sangre. Este tipo de verduras deben ser eliminadas de la dieta de personas con esta patología.

LEER TAMBIÉN  Diferencia entre mantequilla y margarina

Los pacientes que toman Sintrom también deben evitar el consumo de espárragos, guisantes, coles de Bruselas, garbanzos, brócoli y coliflor por llevar grandes cantidades de vitamina K.

Hígado

Si bien los alimentos de origen animal no suelen contener grandes cantidades de vitamina K y se pueden tomar sin problema, el hígado sí tiene. Los factores de la coagulación dependientes de vitamina K son sintetizados en el hígado. Por este motivo, los pacientes de esta patología deben consumir otro tipo de carne, evitando comer este órgano y otras vísceras.

Ajo y perejil

El ajo es un condimento natural en muchas comidas al que se atribuyen numerosas propiedades terapéuticas, entre ellas, el ser anticoagulante y vasodilatador.

No obstante, el ajo, la sal, el vinagre, la mostaza, el chile y el pimentón son una fuente de vitamina K. Según los expertos, sin embargo, no contribuyen al máximo de ingesta diaria permitido, ya suelen ser consumidos en pequeñas proporciones.

Del mismo modo, el perejil, también es usado como condimento y, en pequeñas cantidades, no supone un problema para los pacientes que toman Sintrom.

Estos condimentos se pueden encontrar también en forma de pastillas, con un contenido más concentrado. Las personas con problemas de coagulación nunca deben ingerirlos en perlas o pastillas para evitar descompensaciones.

Suplementos vitamínicos, antibióticos y medicamentos

Los suplementos vitamínicos solo deben administrarse tras consultar a un especialista. Esto es debido a que algunos pueden afectar a los procesos de coagulación de la sangre, pues la vitamina K puede interferir en la coagulación sanguínea.

Algunos productos de herbolario, como el té verde, el ginseng y el ginko biloba, también alteran los tiempos de coagulación y su uso debe ser conocido por el facultativo que prescribe la medicación para tratar los problemas de coágulos.

Incluso, algunos antibióticos y medicamentos, como el ibuprofeno, el naproxeno y el diclofenaco, también pueden modificar el efecto de los anticoagulantes. 

Y a la inversa, el Sintrom puede alterar el efecto de los otros medicamentos. Los productos que contienen aspirina pueden disminuir la capacidad de coagulación de la sangre y aumentar el riesgo de hemorragia cuando se toma también un anticoagulante.

Aceite de oliva virgen

A pesar de que el aceite de oliva virgen es el que mayor contenido de vitamina K tiene, es el más saludable para cocinar. Además, en las dosis habituales, contribuye moderadamente al contenido total de vitamina K permitido en la dieta. El aceite de maíz o girasol aportan muy poca vitamina K, pero son mucho menos saludables.

LEER TAMBIÉN  ¿Cómo sembrar lechugas en un huerto urbano?

Frutas y frutos secos

Ciertas frutas son ricas en vitamina K. Por ejemplo, el kiwi y el aguacate son las frutas que más cantidad tienen de esta vitamina. También entrarían en el listado la pasa, los higos, la uva y las ciruelas. 

Los frutos secos no son fuentes importantes de esta vitamina. Se excluyen algunas frutas secas, los piñones, los pistachos y los anacardos, que deben ser evitados por los pacientes medicados con anticoagulantes.

Sojas fermentadas

Algunos fermentados de la soja, como el natto, actúan como potentes agentes anticoagulantes, por lo no estarían recomendados para personas con esta patología por la posible interferencia con la medicación.

Carnes procesadas

Las carnes procesadas como salchichas, longaniza, fuet, mortadela, bacon, chorizo y paté son alimentos cárnicos muy grasos que pueden contener formas de vitamina K, cuya ingesta puede reducir la acción de los anticoagulantes. 

Además, favorecen la reducción de los niveles de colesterol HDL, conocido como colesterol bueno, e incrementan el colesterol total en la sangre. Por este motivo, las personas que toman Sintrom deberían evitar estos alimentos.

Alcohol

El alcohol se puede permitir de forma moderada en las comidas de los pacientes que toman anticoagulantes. Sin embargo, un consumo elevado de alcohol puede aumentar el efecto de los medicamentos y tener otros efectos negativos para la salud. 

Bollería y ultraprocesados

La bollería industrial contiene vitamina K procedente del aceite con el que se elaboran los productos. Los pacientes que toman Sintrom deben evitar el consumo de alimentos elaborados con aceites vegetales hidrogenados (margarinas, productos de bollería industrial, galletas y alimentos de comida rápida). Además de subir el colesterol, contienen una forma de Vitamina K que puede dificultar el control de la anticoagulación.