10 alimentos prohibidos para el estreñimiento

Qué es bueno para el estreñimiento

El estreñimiento se refiere a la dificultad que presenta una persona para evacuar las heces, haciéndolo tres o menos veces por semana. Además, las heces producidas suelen ser secas y duras y las evacuaciones pueden llegar a ser dolorosas.

Muchas personas sufren estreñimiento ocasional, pero otras presentan este problema de forma crónica. Esto genera grandes molestias  y aunque no tiene por lo general consecuencias graves para la salud, puede llegar a producir divertículos en el colon.

El estreñimiento es causado por diversos factores, como por ejemplo, enfermedades en el intestino grueso que dificulten su funcionamiento. También algunas enfermedades endocrinas pueden causarlo así como el consumo de ciertos medicamentos.

No obstante, una de las causas más comunes son los hábitos alimenticos de la persona como un bajo consumo de fibras y de líquidos. Igualmente, cuando se hace un cambio drástico de dieta, se puede afectar el funcionamiento del intestino grueso.

El estreñimiento presenta algunos síntomas muy características, que puedes detectar con relativa facilidad:

  • Evacuar menos de tres veces en una semana.
  • Realizar un gran esfuerzo al hacer las evacuaciones y producir heces muy grumosas y secas.
  • Sentir que hay una obstrucción en el recto o que no se vacía por completo al hacer las evacuaciones.
  • Tener que recurrir a distintas ayudas para vaciar completamente el recto.

A fin de evitar el estreñimiento o tratarlo para mejorar tus evacuaciones, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Sigue una dieta rica en alimentos con fibras, incorporando gran cantidad de cereales, legumbres, frutas y verduras.
  • Realiza ejercicio de forma constante para facilitar el movimiento intestinal.
  • Toma suficientes líquidos, preferiblemente agua, diariamente.
  • Ir al baño cuando sientas la necesidad de defecar y no postergarlo.
  • Tratar de establecer horarios regulares para realizar tus evacuaciones, preferiblemente luego de cada comida.
  • Reducir situaciones que te generen estrés, porque pueden afectar el funcionamiento intestinal.
  • No consumir laxantes de forma regular sin que haya sido recomendado por el médico.

Características de una dieta para el estreñimiento

Cuando tienes problemas con el tránsito intestinal y tus evacuaciones no son regulares, debes mantener una dieta particular. De esta forma, se busca que tu intestino funcione de forma regular y las heces se evacuen con facilidad.

Para esto, debes cambiar tus hábitos alimenticios e incluir algunos alimentos que favorecen el movimiento intestinal. Lo primero es agregar aquellos que sean ricos en fibra, consumir mucho líquido y favorecer el desarrollo de la flora intestinal.

LEER TAMBIÉN  11 alimentos prohibidos para los perros

Alimentos ricos en fibra: Los nutricionistas indican que el consumo diario de fibra en un adulto, debería ser en promedio de 25 gr para las mujeres y de 38 gr para los hombres.  No obstante, estos requerimientos pueden variar con la edad.

Las fibras tanto solubles como insolubles aumentan el volumen de masa fecal en el intestino, favoreciendo los reflejos de propulsión y evacuación. La fibra soluble aumenta el volumen, mientras que la insoluble aumenta la absorción del agua.

Las fibras tanto solubles como insolubles se encuentran en gran diversidad de alimentos como los cereales integrales y las legumbres. Igualmente, se debe aumentar el consumo de frutos rojos, naranjas, peras y las manzanas con su cáscara.

También consume gran cantidad de vegetales de hoja verde y otras verduras frescas. Prefiere las carnes magras y utiliza aceites vegetales los de oliva y canola para preparar tus alimentos, con bajo contenido de grasas.

Hidratación: Otro aspecto de gran importancia es el adecuado consumo de líquidos, sobre todo agua para una buena hidratación de las fibras en el intestino. Para esto, es conveniente aumentar la ingesta de caldos vegetales, zumos de frutas así como infusiones.

Con respecto a la cantidad de líquido a consumir diariamente, lo mejor es consultar a tu médico, porque depende de tu edad, sexo, peso y talla. Sin embargo, la mayoría recomienda un mínimo de dos litros de agua al día.

Alimentos probioticos: Cuando se sufre de estreñimiento, conviene favorecer el desarrollo de la flora intestinal, que tiene como función favorecer la absorción de nutrientes y mejorar el tránsito intestinal. Para esto, lo mejor son los probióticos, que son aquellos que contienen bacterias vivas como el yogurt, el kéfir o algunos quesos frescos.

Por otra parte, evita el consumo de alimentos procesados con grasas trans como la bollería así como el pan blanco y los embutidos. Hay otros alimentos que se consideran astringentes y no son beneficiosos, tales como el plátano verde o el arroz.

10 alimentos malos para el estreñimiento

Plátanos

Hay mucha diferencia entre un plátano maduro y uno verde y sus efectos en el tránsito intestinal. Los que ya maduraron son más dulces porque el almidón ya se transformó en azúcar. Sin embargo, el plátano verde estriñe, pues el almidón, que todavía no se ha convertido en fructosa, es el causante. 

LEER TAMBIÉN  12 alimentos prohibidos para el cáncer

El plátano que está maduro, por tanto, no supone un problema, pues tiene el efecto contrario por los azúcares y la alta cantidad de fibra que posee naturalmente como fruta.

De este modo, las personas con estreñimiento deben evitar los plátanos verdes y decantarse por los maduros para mejorar su tránsito intestinal.

Pan blanco

El plan blanco ha sido desprovisto de toda la fibra beneficiosa para el tránsito intestinal y digerirlo toma su tiempo. Su consumo, además de generar gases, puede causar digestiones más pesadas y estreñimiento.

Se puede decir que los alimentos con harinas refinadas blancas son poco recomendables para las personas con esta afección. De tal modo que conviene comerlo en cantidades pequeñas u optar por harinas integrales, cuya fibra es, por el contrario, beneficiosa para el tránsito intestinal.

El pan de centeno, por ejemplo, además de actuar como un laxante natural, también tiene menos grasas que el pan blanco de trigo.

Pan tostado

A las personas que sufren estreñimiento se les recomienda beber mucha agua. De hecho, para evitar la deshidratación de las heces, es fundamental ingerir líquidos y alimentos que contengan mucha agua.

El pan tostado ha eliminado su humedad natural y absorbe los líquidos, así que provoca deshidratación y, por lo tanto, estreñimiento.

Patatas y otros fritos

Las patatas fritas tienen poca fibra, mucha grasa (debido a la fritura) y gran cantidad de sal. Todo ello resulta negativo para el estreñimiento.

Igual que las patatas fritas, los fritos en general no son beneficiosos, pues el exceso de grasa y la poca fibra de estos alimentos hace que el tránsito intestinal vaya más lento.

Seguir una dieta con una combinación tan poco saludable puede aumentar el riesgo de sufrir estreñimiento crónico.

Carne roja

Aunque la carne no estriña, su digestión toma tiempo y esto ralentiza el tránsito intestinal. Para personas con problemas de estreñimiento, es conveniente reducir el consumo de carne roja y acompañarla siempre con alimentos ricos en fibras.

Chocolate

A pesar de que el chocolate oscuro tiene beneficios para la salud, los niveles elevados de grasa y la cantidad de azúcar que posee hacen que el sistema digestivo tenga que trabajar más y que, por tanto, vaya más lento. Además, las semillas de cacao, de las que se obtiene el chocolate, son ricas en taninos, causantes del estreñimiento.

No se trata de un alimento prohibido, pero sí debe consumirse con moderación. Lo ideal, además, es escoger chocolates con un mínimo de 70% de cacao, ya que así el porcentaje de azúcar es menor.

LEER TAMBIÉN  10 alimentos prohibidos para el liquen plano

Queso y helado

Como alimento rico en grasa y con poca fibra, el queso es uno de los culpables más frecuentes del estreñimiento. En general, el consumo de lácteos debe ser moderado para mejorar el tránsito intestinal.

Las personas sensibles o intolerantes a la lactosa deben tener especial cuidado con el queso, ya que este azúcar, cuando no puede ser absorbido por el organismo permanece en el intestino. 

Lo mismo que con el queso, el helado también es rico en grasas y bajo en fibra, además de contener mucho azúcar. Como alternativas encontramos los sorbetes y helados sin leche.

Manzana y zanahoria

La zanahoria, como la manzana, puede tener propiedades totalmente opuestas según se consuma cruda o cocida. La manzana y la zanahoria favorecen la función intestinal debido a su contenido en fibra insoluble, pero solo si se consumen crudas

Por el contrario, al ser unos alimentos ricos en pectinas, una sustancia que ayuda a retener agua, también tienen poder astringente, cuando se consumen cocidas.

Vino y té

Como el chocolate, otro producto rico en taninos es el vino tinto por la maceración de la piel de la uva y su almacenamiento en barricas de madera. Además, este puede disminuir la absorción de nutrientes esenciales como el hierro. 

El consumo de bebidas alcohólicas siempre debe ser moderado pero, si existe un problema de estreñimiento, lo mejor es evitarlo.

El té negro también es rico en taninos, aunque todos los tés contienen cierto porcentaje en mayor o menor medida. Las personas con mal tránsito intestinal, es recomendable que no tomen ningún tipo de té, ya sea verde, rojo o negro.

En lugar de tomar té negro u otras bebidas con alto contenido en taninos, es mejor por optar por infusiones que ayudan al tránsito intestinal, como la de diente de león.

Arroz blanco

El arroz blanco es rico en hidratos de carbono, principalmente en forma de almidón, sin salvado ni germen. El almidón es el culpable de que el arroz sea astringente, ya que normalmente se come blanco y sin nada de fibra.

Al igual que sucede con el pan blanco y el integral, el arroz integral produce el efecto contrario: un proceso digestivo rápido y eficaz.