Frutas y verduras verdes

Las frutas verdes son tradicionalmente utilizadas cuando se persigue el objetivo de bajar de peso, y es que son muy efectivas en ese contexto, pero muchas veces olvidamos la gran cantidad de beneficios adicionales que aportan al ser humano.

Piensas en una fruta verde y automáticamente tus papilas gustativas comienzan a trabajar, te imaginas una gran cantidad de sabores, algunos ácidos y otros dulces, pero todos con grandes aportes nutricionales, incluso las que están constituidas mayormente de agua.

Pasa lo mismo con las verduras, aunque algunos no son muy amantes de ciertos sabores de verduras verdes. Lo que no se puede negar es que las verduras verdes son probablemente las que mayores beneficios ofrecen al organismo. Agradables al paladar o no, incluirlas en tu mesa es una decisión por demás llena de sabiduría. Nutricionistas y diversas organizaciones a nivel mundial recomiendan el consumo de frutas y verduras verdes por de las de cualquier otro color. 

Ahora que hemos entrado un poco en contexto, queremos invitarte a que te tomes un momento para leer el siguiente artículo en el que estudiaremos a fondo las propiedades y los beneficios de las frutas y verduras verdes. Prepárate para tomar apuntes y elige tus favoritas. ¡A por ello!

Propiedades de las frutas verdes

Fuente de vitaminas y minerales

Entre las principales características de las frutas verdes podemos conseguir que tienen buenas cantidades de vitaminas K, B y C. Su consumo regular contribuye en la prevención de enfermedades oculares.

Por otro lado, las grandes cantidades de vitamina C presentes en algunas frutas verdes, tienen una gran incidencia en la formación de colágeno para garantizar la formación y el mantenimiento de huesos sanos, contribuyendo también en la formación de cartílagos fuertes y en la regeneración de células sanas para la piel. 

¿Es importante la vitamina B presente en las frutas verdes? Sí, y mucho. La vitamina B es esencial en el proceso que realiza el organismo para obtener la energía de todos los alimentos que son consumidos por el ser humano, destacando además su gran participación en la producción de glóbulos rojos y reforzando el sistema nervioso.

Se ha demostrado científicamente en diversas ocasiones que la vitamina K tiene una participación y relación directa con la salud visual.

Con respecto a los minerales presentes en las frutas verdes, se puede destacar la presencia de magnesio, potasio y hierro no hemo. Muchas son las personas adeptas a la ingesta de frutas verdes con alto contenido de magnesio, ya que además de proteger los órganos y contribuir en la formación de tejidos, es esencial es muchas reacciones bioquímicas que se llevan a cabo en el sistema nervioso. 

Probablemente no habías escuchado antes el término “hierro no hemo”. Pues se caracteriza por ser un hierro con baja biodisponibilidad, es decir, un hierro del cual el organismo absorbe poca cantidad en relación a la cantidad que está contenida en la fruta. Sin embargo, las cantidades absorbidas por el cuerpo resultan suficientes, siempre y cuando se consuman en porciones adecuadas de frutas.

En cuanto al potasio, es abundante en varias frutas verdes y cumple una importante función de comunicación entre los nervios y los músculos. La función que más destaca sobre este importante mineral es la de contrarrestar los efectos adversos del sodio sobre la presión arterial.

LEER TAMBIÉN  Frutas y verduras azules

Propiedades digestivas

Las frutas verdes resultan ideales para regular el movimiento de los intestinos y establecer un correcto funcionamiento del sistema digestivo en general. Podemos mencionar de manera superficial el aguacate, una fruta con alto contenido de fibra que se relaciona directamente con la buena defecación al darle a las heces una consistencia y un volumen adecuado. 

Otra de las frutas que proporciona un gran aporte al estómago es el limón, que consumido de una manera adecuada e indicada por el nutricionista, ayuda a reducir en gran manera los síntomas de la acidez estomacal, mejorando de manera progresiva el funcionamiento del sistema digestivo en general.

Propiedades diuréticas

La mayoría de las frutas verdes cuentan con un gran contenido de agua en su composición, funcionando como diuréticos naturales y evitando la retención de líquidos en el cuerpo. Estas propiedades, inevitablemente ayudarán al organismo a depurarse de manera consistente.

Estimulan el buen funcionamiento de los riñones. 

Las frutas verdes que mayor contenido de agua tienen, al ser ingeridas, permiten la eliminación de sales sobrantes y electrolitos del organismo, favoreciendo de esa manera el equilibrio de líquidos en el cuerpo.

Beneficios de las verduras verdes

Estimulan la pérdida de peso

Hay dos características acerca de las verduras verdes que favorecen eficazmente la pérdida de peso en aquellos que desean perder unos kilos de más. La primera de ellas tiene que ver con un bajo contenido calórico. Todos conocemos la importancia de consumir pocas calorías cuando se intenta bajar de peso. 

La segunda característica está relacionada con el efecto saciante que producen. ¿Qué significa? Significa que las verduras verdes por lo general causan sensación de saciedad sin haber consumido una gran cantidad de hidratos de carbono. Una de las maneras más efectivas de controlar la ansiedad de consumir otros alimentos ricos en grasas y carbohidratos.

Ideales para mujeres embarazadas

Pocas cosas son tan beneficiosas para las mujeres embarazadas que adquirir una dieta en la que se incluya el consumo abundante de verduras verdes. El alto contenido de ácido fólico que contienen, además de elevar las defensas de la mujer, tiene una gran incidencia en el feto que está en formación. ¿De qué manera?

El ácido fólico contribuye en la formación del tubo neural del feto y ayuda a prevenir algunos defectos de nacimientos que se consideran muy graves, llámense anencefalia o espina bífida.

Fortalecen el sistema óseo

Esto es posible gracias al contenido de calcio, que si se consume en cantidades adecuadas, permiten mantener los dientes en estado saludable y los huesos en general. Este mineral es adecuado también en la prevención de las osteoporosis. Es por esta causa que se recomienda el consumo de verduras verdes en personas de edad avanzada.

Previenen resfriados

Uno de los principales aportes de las frutas verdes es la vitamina C, que mantiene las defensas elevadas y evita el resfriado común y la gripe.

Regulan el nivel de azúcar en la sangre

Es el efecto que producen las frutas verdes con bajo contenido glucémico. No solo ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre, sino que también contribuyen en la prevención de la diabetes.

Protegen el corazón

El consumo de las verduras verdes tiene una relación directa con la salud del corazón, ¿de qué manera? Puesto que reducen significativamente los niveles del colesterol en la sangre, ayudan a prevenir ataques al corazón y otras enfermedades coronarias. Verduras verdes, corazón contento, ¿estás de acuerdo? 

Listado de frutas verdes

Uva verde

Es rica en vitamina C y K. Juega un papel fundamental en la prevención de ciertas infecciones y tiene un poderoso efecto en la salud del sistema óseo, incluyendo dientes y encías. Cuenta con una gran cantidad de antioxidantes, pero el que más destaca es el resveratrol, que tiene propiedades antiinflamatorias y contribuye en la prevención del cáncer.

Los nutricionistas recomiendan ingerir las uvas frescas y, en caso de consumirlas en jugo, no es conveniente combinarlas con azúcar, ya que de esta manera pierden efecto algunas de sus propiedades más esenciales.

Aguacate

Inicialmente habíamos mencionado acerca de la relación del aguacate con la salud del sistema digestivo, más específicamente en la buena defecación como producto de su gran contenido en fibra. Pero esto no es el único beneficio que aporta. 

Aunque no lo creas, el aguacate tiene más contenido de potasio que los plátanos, característica que resulta muy aprovechable en la recuperación muscular después de entrenamientos físicos de alta intensidad. Además, permite la buena absorción de otros nutrientes esenciales para el cuerpo. 

Kiwi

Junto al limón, es la que probablemente se nos viene a la mente cuando escuchamos hablar de frutas verdes. Consumir esta fruta de forma regular tiene un positivo impacto sobre la salud de nuestro cuerpo. Entre los beneficios que ofrece podemos encontrar: fortalece el sistema inmune, reduce el nivel del colesterol malo, mejora la salud de la piel, regula el tránsito intestinal y mejora la circulación de la sangre. 

Limón

Es la fruta verde preferida por todos. Es utilizado desde tiempos remotos no solo para comidas y bebidas, sino también para tratar algunas enfermedades. Diversos estudios han demostrado todas las generosidades del limón con respecto al organismo. 

Tiene un altísimo contenido de vitamina C y varias del grupo B, además de minerales como el calcio, hierro, potasio y magnesio. Su gran poder antioxidante es ideal para la purificación de la sangre de sustancias tóxicas que se encuentran en el torrente sanguíneo. 

Está repleto de propiedades antibióticas y antivirales que lo convierten en la fruta favorita de todos para tratar un resfriado o una gripe. ¿Quién no ha tomado alguna vez té de limón para aliviar los síntomas del resfriado?

Manzana verde 

No solo es una fruta deliciosa, también es muy beneficiosa para el cuerpo. Un estudio llevado a cabo por el director del Departamento de Ciencias de Nutrición de Estados Unidos, demostró que la manzana verde tiene un papel fundamental en la prevención de enfermedades cardíacas, ya que se encarga de regular el nivel de colesterol malo en la sangre y mejorar la salud del sistema circulatorio. Por otra parte, contiene polifenoles que ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo y facilitan la digestión de los lípidos.

Listado de verduras verdes

Las verduras de color verde son las más abundantes y las preferidas por todos. Se pueden combinar de muchas formas distintas, desde ensaladas hasta cremas y muchas maneras más. Presta atención a los beneficios que proporciona cada una para que sepas cuál consumir en mayor cantidad de acuerdo a tus necesidades. 

Lechuga

Difícil imaginarse una ensalada que no contenga lechuga, ¿cierto? Además de ir muy bien con las comidas en general, te brindan beneficios que no pueden ser desaprovechados. Es muy rica en quercetina , un tipo de flavonoide cuyas propiedades se asocian a la disminución del riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Con respecto al sistema digestivo, contribuye en su correcto funcionamiento al proteger la mucosa gástrica y favorecer el tránsito intestinal.

Su alto contenido en agua, funciona como un hidratante natural para el organismo. También permite regular los niveles de azúcar en la sangre gracias a su bajo contenido glucémico. 

Brócoli

A todos alguna vez nos obligaron a comer brócoli en edades tempranas. Para algunos no significaba ningún sacrificio, pero para otros era una verdadera tortura. Lo cierto es que su consumo era prácticamente una ley, ¿te has preguntado por qué?

De acuerdo con los nutricionistas y especialistas de la salud, es una de las verduras más saludables que el ser humano puede consumir. Tiene un altísimo contenido de vitamina C, casi el doble del que aporta una naranja, lo que lo convierte en un gran aliado para mantener el sistema inmune saludable y las defensas por los cielos. 

Aquí un resumen de los increíbles beneficios que aporte al organismo: reduce los niveles de ácido úrico, permite una mejor absorción del hierro, reduce el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer y otras degenerativas, estimula la producción de colágeno, ayuda a prevenir la pérdida de memoria, depura el organismo y contribuye en la formación de células nuevas sanas. No cabe duda de que el brócoli no puede faltar en tu mesa.

Rúcula

De acuerdo con una lista elaborada por el Dr Joel Fuhrman, especialista en nutrición y en dietas ricas en micronutrientes, en la que se medía el índice ANDI (aggregate nutriente density index), la rúcula se encuentra entre los primeros veinte lugares de las verduras más saludables del mundo. 

Se consume netamente en ensaladas y contiene una gran cantidad de vitaminas C, A, E y varias del grupo B, incluyendo minerales como potasio y calcio. Cuenta además con una gran cantidad de ácido fólico, por lo que es muy recomendada en la dieta de mujeres embarazadas. Su consumo favorece en gran manera el sistema digestivo al brindar un gran efecto prebiótico y proteger la flora intestinal.

Cilantro

Es una planta empleada principalmente en la preparación de las comidas y en una que otra ensalada. Si le preguntas a cualquier cocinero, podrás descubrir que esta verdura no puede faltar en muchos de los platos más exquisitos.

Es muy rico en vitamina C y vitamina K, de modo que mantiene las defensas altas y favorece la formación de coágulos al momento de detener los sangrados. Tiene la capacidad de funcionar como un excelente antiinflamatorio y como un antiséptico natural, evitando la proliferación de microorganismos en el cuerpo. 

Pepino

No es de las verduras más populares en el mundo, algunos solo la han consumido por error en las típicas hamburguesas de McDonald ‘s, otras la utilizan como embellecedor colocando una rodaja en cada ojo o haciendo una mascarilla para aplicar sobre el rostro. Este último dato ya puede darte un abreboca de sus grandes beneficios para la piel.

Sin embargo, es una verdura muy solicitada por nutricionistas en las dietas cuyo objetivo es la pérdida de peso, ya que tiene un gran contenido de agua y bajo contenido calórico. Posee varias vitaminas del grupo B que tienen una alta incidencia en la buena salud del sistema nervioso y en el correcto desempeño de las funciones cerebrales y cognitivas.

Además de poseer vitaminas del grupo B, su composición incluye también vitamina C y muchos minerales esenciales: hierro, magnesio, calcio, fósforo, zinc y potasio. Por tal motivo, es de las verduras verdes más recomendadas para el organismo.