Tinnitus, ¿qué alimentos se recomienda evitar?

¿Sufres de Tinnitus y quieres reducir sus síntomas? Debes saber que una mala alimentación puede provocar que el problema vaya a más. Para evitarlo, te vamos a recomendar seguir una dieta adecuada y alejarte de algunos alimentos que no te beneficiará en todo.

¿Cómo afectan algunos alimentos a la audición?

Para dar respuesta a esta pregunta tan común, nos hemos puesto en contacto con el centro auditivo AudicostAudifonos de Madrid La Oca. Con su ayuda y sus explicaciones hemos podido saber de primera mano porque algunos alimentos pueden provocar que los efectos de Tinnitus vayan a más.

Como nos informan, la alimentación de una persona siempre va ligada a la salud de la misma. En este caso, algunos alimentos son ototóxicos, los cuales no son para nada beneficiosos para la salud auditiva. Eso hace que los zumbidos vayan a más.

Podemos definir ototoxicidad como el efecto nocivo que se ejerce en el sistema auditivo. Por ese motivo, es importante evitar algunos alimentos para evitar que la ototoxicidad pueda provocar mayores problemas en el órgano auditivo.

Por ese motivo, al igual que se puede hacer una dieta para otros problemas de salud, también se puede hacer una dieta para conseguir tener una mejor salud auditiva.

Alimentos que perjudican la audición

Como nos informan desde Audicost, hay muchos alimentos que nos pueden ayudar de manera directa a conseguir aumentar los síntomas de la Tinnitus. Por ese motivo, vamos a mostrarte un listado de alimentos que nos han dado. Esos alimentos en la medida de lo posible se deberían evitar.

  • Grasas saturadas: es importante en la medida de lo posible retirar de la dieta las grasas saturadas y trans. No hay que retirarlas del todo, pero si en un porcentaje importante. Eso se debe a que ese tipo de grasas pueden provocar taponamientos en los vasos sanguíneos y provocar problemas en el sistema de audición. Para que te hagas a la idea, cuando una persona tiene problemas de circulación siempre suele tener problemas de acúfenos.
  • Azúcares: en este grupo también podemos incluir los carbohidratos refinados. El problema de los mismos es que aumentan los niveles de insulina, de aquí que la probabilidad de sufrir tinnitus sea mayor. Y en el caso de sufrir el problema, el mismo se vería incrementado de manera importante.
  • Lácteos, carnes y fritos: como ya sabrás, este tipo de alimentos siempre provocan un aumento del colesterol. Cuando el mismo aumenta, la circulación de la sangre empeora y la aparición de acúfenos es mucho más probable.
  • Cafeína: estamos acostumbrados a tomar mucha cafeína, pero debemos tener claro que no es beneficiosa para la salud auditiva, sobre todo cuando se toma en exceso. Se ha demostrado a través de varios estudios que la cafeína puede provocar zumbido en el oído. Tanto si se sufre de tinnitus como si no.
  • Potenciadores de sabor: están presentes en muchos alimentos procesados y pueden ser realmente negativos para nuestra salud. En la actualidad hay varios, pero uno de los más conocidos es el glutamato monosódico. Estos pueden provocar excitación y situaciones de estrés. Cuando esos niveles aumentan de manera importante, pueden provocar tinnitus, incluso cuando no existe el problema.
  • Sal: es un producto que provoca hipertensión cuando se toma en exceso. Como puedes imaginar, es otro alimento que si se toma en cantidades inadecuadas puede provocar acúfenos.
LEER TAMBIÉN  5 utensilios imprescindibles si eres un cocinitas

Malos hábitos que pueden provocar tinnitus

Si la dieta diaria es importante, también debes cuidar los hábitos diarios. Con pequeños cambios en tu día a día podrás mejorar los síntomas o evitarlos de raíz. Nuestros amigos de Audicost nos han recomendado evitar lo siguiente:

  • Tabaco y alcohol: son dos cosas que la OMS no recomienda para poder disfrutar de una buena salud en general. Pero debes saber que tampoco son beneficiosos para las personas que sufren tinnitus. Si eres una de ellas, debes saber que ambas cosas las deberías retirar lo antes posible. Además, estudios han demostrado que el humo del tabaco disminuye el riego sanguíneo en la zona auditiva, concretamente en el oído interno. Para evitar que el problema vaya a más, evita las zonas de fumadores.
  • Ruido: otro de los grandes motivos por los cuales la probabilidad de sufrir tinnitus aumenta de manera importante. Se ha demostrado que los fuertes ruidos provocan una alteración en las células auditivas. Eso significa que, si el ruido es prolongado o se repite en el tiempo, la pérdida de audición está asegurada porque se da de manera progresiva. Cuando hablamos de ruido, no solo trabajamos de manera importante, también es el ruido de la calle alto o incluso escuchar la música a niveles sonoros elevados.
  • Automedicación: se ha demostrado que muchos medicamentos tienen ototóxicos. Esos alimentos pueden provocar los temidos problemas de audición. Con ese tipo de medicación los problemas pueden aparecer. Y en caso de que ya existan podrían provocar que vayan a más. Por ese motivo, antes de tomar medicación deberás tener en cuenta la opinión del médico. Será el que mejor te oriente para evitar que el sistema auditivo pueda empeorar.
  • Higiene: es vital que la higiene auditiva sea la adecuada. Hemos podido comprobar que en muchas ocasiones esa higiene no existe por olvido o desconocimiento. Debes pensar que la falta de higiene puede provocar un exceso de cerumen que se traduzca en el tapón de cera. Por supuesto, siempre debes hacer labores de higiene adecuadas, es decir, no debes usar bastoncillos porque el remedio podría ser peor que la enfermedad.

Si tienes problemas de tinnitus, lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de profesionales para conseguir poner solución al problema lo antes posible. Debes saber que no hay cura del problema, pero algunos consejos de los profesionales te ayudarán a que los síntomas sean inferiores. Solo debes ponerte en contacto con ellos y examinarán tu problema para darte las mejores soluciones. Recuerda, no es un problema que debas ocultar, siempre debes acudir a los expertos para que te den los mejores resultados. Un tratamiento adecuado hará que los síntomas sean más pequeños y en consecuencia puedas disfrutar de una mejor vida. 

LEER TAMBIÉN  9 alimentos prohibidos en la lactancia